actividades pedagogicas
mi trabajo como docente de parvulo
menu

cuento

desafio

amistad

Este es un cuento  titulado
AGUA PARA TODOS      
En una selva existian muchos problemas entre los animales a causa del agua, donde todos ibaan a beber.

todos se creian con el derecho sobre el agua y constantemente habia peleas porque, los que llegaban primero, se negaban dejar beber a los otros.

como la situacion estaba tan dificil, había que hacer algo para solucinar el problema.

Entoces elperro dijo: En este momento, en que todos estamos aquí, al rededor del lago, les propongo que dejemos el conflicto. No es justo que algunos tomen y otros padescan sed, siendo el agua tan abundante; debemos comportarnos como hermanos, dar gracias a Dios porque nos suministra el agua y buscar la buscar la paz para que las cosas funcionen bien.

Un murmullo generalizado lleno el espacio.
Entonces el burro dijo: Tu estas muy pequeño para dar órdenes aquí.
El jabalí gruñó: yo soy más fuerte y a mí nadie me da órdenes.

El mico, que colgado en un bejuco casi alcanzaba la superficie del agua, replicó con actitud retadora: yo hago lo que me da la gana y qué.

El tigre, que por su imponente figura y pinta sobresalía en la multitud, manifestó en tono arrogante: yo obedezco al que sea superior a mí.

mientras el elefante, levantando su trompa amenazadoramente y en tono sarcástico interrogó: Quién quiere medirse conmigo?
El caos reinaba.
A pesar de todo, un aleteo que inspiraba respeto sobrevoló la multitud y un dramático silencio invadió el ambiente. Acaba de llegar el búho, quien con actitud consiliadora y respetuosa manifestó:  en una sociedad tiene que haber orden, y autoridad para que pueda funcionar. Ya que me  he enterado de la propuesta del señor perro y tambien de la reaccion que a causado la misma; la autoridad no la ejerce necesariamente el más fuerte, ni el más agresivo, si no quien genere más confianza y simpatía, además de tener el suficiente sentido común, conocimiento y sobre todo, ser responsable y mostrar sentido de pertenecia por lo que hace, para mi parecer, el señor perro a demostrado poseer estos valores, a juzgar por la valiente propuesta que acabo de hacer.
el silencio continuaba: En ese momentoel elefante, quien intentaba aprovechar la situación para tomarse un buen sorbo de agua, continuó: Estoy de acuerdo con el señor buhó. Si alguien opina lo contrario, que lo manifieste ahora mismo y yo, personalmente , me  encargo de ponerlo en su sitio.

El conejo, que por su tamaño, nadie había visto, se trepo de un par de salto a una roca, su semblante se notaba desbordante de alegría y haciendo alarde de un gran sentido del humor manifestó: yo perfectamente podría asumir la jefatura de este pueblo pero muy generosamente la sedo al honorable señor perro, y fue entonce cuando se escuchó una estruendosa manifestación de apoyo... todo animoso gritaban: el perro, el perro, el perro.....
Entonces el perro subió a la pedra donde aún estaba el conejo,quien se apresuró a desocupar, y con voz entrecortada por la emocioón ladró.

Declaro la paz, la armonia y que reine conmigo las justicia. les pido a todos nos demos un fuerte abrazo de fraternidad, perdón y que viva el agua, porque el agua es vida y por iguial nos pertenece a todos y es abundante y para todos alcanza... así que ¡patos al agua¡ y así fue que todos, en un solo chapuzón, sellaron su amistad y se reconciliaron.
Moraleja: "La paz, el amor, la justicia y el perdón nos aseguran la convivencia pacífica".